Registro

El registro de BTECH es tan complicado que puede volverse abrumador. Algunos consultantes no tienen problemas en llenar registros complejos, otros fracasan en el intento. Si queremos realizar el registro más pequeño del mundo primero debemos entender la función de cada uno de los elementos para luego quitar aquello que no es esencial.

El registro clásico de Beck les pide a los consultantes que están atentos a las variaciones del estado de animo y cuando noten un aumento de la tristeza anoten la situación y los pensamientos. Monitorea las variaciones del estado de ánimo y establece relaciones funcionales con la situación y los pensamientos.

El registro de BTECH les pide a los consultantes que evalúen una vez al día el impulso a tener una conducta problema y luego anoten las emociones presentes, las vulnerabilidades, las acciones y el uso de habilidades.  Monitorea los impulsos y establece relaciones funcionales con las emociones y las vulnerabilidades.

El terapeuta enseñar como llenar cada columna tomando el dia de la sesión como ejemplo y emparejar la tarea a un estimulo especifico en la vida del consultante. 

Terapeuta: Quiero que pongas el registro en la mesita de luz y que cuando te acuestes te acuerdes de mi y lo llenes. Imaginemos que es de noche ¿Te parece un buen momento? Te acostas, te acordas de mi y lo llenas. 

Fecha

El registro comienza con una columna para la fecha. El registro debe llenarse todos los días en preferencia antes de irse dormir.

Impulso

El registro tiene una columna por cada conducta acordada durante el pretratamiento. Al final del día el consultante debe preguntarse por el nivel de impulso de realizar una conducta problema y registrarlo en una escala de 1 a 5. No se trata de colocar un promedio sino de colocar el nivel máximo diario.

La columna enseña y refuerza la conducta de observar el impulso de realizar una conducta A (un paso necesario si queremos que algún día el consultante elija realizar una conducta B) pero su función principal es la de ayudar al terapeuta a armar rápidamente la agenda de la sesión.

Emociones

El registro tiene una columna por cada una de las emociones. Luego de evaluar el impulso de cometer una conducta problema el consultante debe colocar un puntaje a las emociones presentes durante el día y registrarlas en una escala de 1 a 5.

La columna le enseña al consultante a discriminar y etiquetar emociones a la vez que aumenta su conciencia de la relación de las emociones y las conductas problemas.

Vulnerabilidades

El registro tiene columnas para registrar las operaciones motivacionales que puedan explicar la sensibilidad a los estímulos. El consultante debe registrar si tomo la medicación indicada por el psiquiatra o si consumió alguna substancia que afecte su respuesta a los estímulos.

La columna aumenta la conciencia del consultante de la relación entre las vulnerabilidades y las conductas problemas, pero sobre todo previene que el terapeuta pase por alto una vulnerabilidad importante.

Acciones

Esta columna no es numérica. El consultante debe responder afirmativamente si realizo alguna de las conductas problemas de la columna de impulsos y negativamente sino lo hizo. Registrar la realización u omisión de una conducta permite muchas cosas. Si el consultante sintió el impulso de realizar una conducta problema y finalmente no la realizo podremos explorar que fue lo que funciono. Si el consultante realizo la conducta problema podemos ponerla primero en nuestra agenda de sesión, evaluarla y tratarla.

Las acciones son más importantes que los impulsos para armar la agenda de la sesión. Si el consultante tuvo un impulso 5 de autolesionarse el lunes y el miercoles, pero el lunes no lo hizo y el miercoles si, el terapeuta evaluara la conducta del miercoles.  

 

Habilidades

El consultante debe registrar en una escala de 0 a 7 el uso de habilidades. La escala descompone la conducta en partes y promueve el moldeamiento: 0 no pensé en usarlas, 1 pensé en usarlas, pero no quise, 2 pensé en usarlas, no lo hice, pero quería hacerlo, 3 me esforcé, pero no pude, 4 me esforcé, las use pero no me ayudaron, 5 me esforcé, las use y me ayudaron, 6 no me esforcé, las use y no me ayudaron, 7 no me esforcé, las use y me ayudaron.

La escala permite observar y reforzar aproximaciones parciales a la conducta deseada. Pensar en usar una habilidad, aunque no se la haya finalmente utilizado puede ser considerado un progreso para alguien que antes ni pensaba en utilizarlas.

Refuerzo

Luego de la columna de habilidades aparece la columna de refuerzo. El ambiente invalidante le enseño a los consultantes con desregulación emocional a utilizar el castigo como estrategia principal para cambiar su conducta. El terapeuta debe recordar las contraindicaciones del castigo, daña la relación y no enseña nuevas conductas. Decirle estúpido a alguien no le enseña matemáticas.

La columna de refuerzo tiene la función a promover el refuerzo de pequeñas aproximaciones a la conducta deseada.

Antes y después

Los consultantes y los terapeutas muchas veces omiten esta sección a pesar de su importancia.  El consultante debe evaluar el impulso de una serie de conductas antes y después de la sesión: impulsos de dañarse, de consumir y de abandonar la terapia. Si vamos a negociar la agenda con el consultante queremos saber los impulsos y acciones de la semana, pero también los impulsos actuales.

Los impulsos actuales son más importantes que los impulsos y las acciones pasadas. El terapeuta no quiere perder la oportunidad de trabajar con una conducta problema en vivo.

Fe en el control de las emociones, conductas y pensamientos

La esperanza de mejorar protege a los consultantes del suicidio. Cuando decimos que el compromiso con el tratamiento es mejor que el contrato de vida estamos diciendo eso. Mantenerse con vida no es suficiente cuando sufrimos.

Comportamientos aparentemente poco importantes

Los consultantes con problemas de consumo de substancias suelen desestimar la necesidad de evitar ciertas situaciones, toman decisiones impulsivas y terminan consumiendo. Este espacio esta destinado a controlar la tendencia a subestimar situaciones y a tomar decisiones impulsivas.

Mantener las puertas abiertas al suicidio

Este lugar está destinado a registrar cualquier conducta que pueda facilitar el suicidio y pasar inadvertida. Los consultantes muchas veces mantienen en secreto conductas que los acercan al suicidio, acopian mediación, guardan objetos punzantes, le mienten al terapeuta, etc.

Juan Pablo Boggiano

Terapeuta & Docente. Autor del libro Terapia Dialectica Conductual, introducción al tratamiento de consultantes con desregulación emocional. Trabajo como entrenador de Behavioral Tech por más de ocho años.

Otros Articulos
Habilidades clinicas para terapeutas
Habilidades clinicas para terapeutas

En este libro encontraran tres tipos de articulos. El primer tipo, y el mas importante, es la descripción de habilidades clinicas. El segundo tipo aspira a simplificar procesos complejos. En el tercero y ultimo queremos operacionalizar conceptos topograficos. Saber...

Teoria Biosocial en una nuez
Teoria Biosocial en una nuez

Cuando uno entiende realmente algo debería poder decirlo en una sola frase. La complejidad puede agregar sutileza, pero también confusión. Creemos que es valioso volver sencillos los conceptos complejos. El desafío es volverlos sencillos sin perder sutileza. Vamos a...

Libros